26 enero 2015

CincoParedes

Silvia Penide, Félix Arias, Luis Moro, César de Centi y Nando Deibe forman las cinco paredes de este proyecto musical. Después de escucharles auguramos larga vida a CincoParedes.

Por Jose Laredo.  

Que unos artistas comiencen su actuación saboreando sosegadamente una copa de vino dice mucho de sus intenciones.
Se dispusieron así para disfrutar de una velada a través de las canciones. Ellas eran las protagonistas. Pero, ¿qué son las canciones?, ¿qué fueron a lo largo de los tiempos? Son, fueron, momentos compartidos, emociones comunes, miradas encontradas, sonrisas. La música callando palabras necias y llenando de luz la oscuridad. Palabras hermosas generando complicidad y misterio. Melodías que podemos tararear con orgullo. Todo esto fue ideado y trabajado a lo largo de semanas por estos cinco creadores de canciones y ahora, compartido por primera vez por el público. Ahí es donde cobra sentido.

Unirse en un grupo fue una idea arriesgada para unos músicos acostumbrados a llevar el peso sobre el escenario. Pero la unión de ellos es algo más que una simple adición. Son cinco personas que se respetan y se admiran mutuamente. Son cinco autores muy diferentes pero que confluyen de forma natural en este proyecto. Una confluencia que tiene mucho de renuncia y de austeridad. De quitar lo que sobra después de haber añadido, para que quede la esencia. Y se nota ese gran trabajo colectivo en el que cada uno aporta lo mejor de sí mismo a los temas de los otros, haciéndolos renacer con una nueva identidad común.

Y así fueron sonando canciones que hablan de la vida,
pasada o presente, y de sus lecciones; del amor, real o imaginado, del que es y del que pudo ser; de personajes más o menos marginales que merecían ser recordados; de historias que tenían que ser contadas; canciones sobre canciones, palabras tan elocuentes como contradictorias y paradojas encadenadas. Grandes canciones como “Lunas de fuego”, “Tan sólo es la vida”, “Llévame”, “Animal” o “Marianne”. Grandes canciones compuestas por Silvia, Félix, Luis, César y Nando.
Los cinco en un escenario cálido y en un teatro de ensueño. Un buen sonido y un público que respondió entregado en una jornada que ofrecía otras opciones.

Como todo autor tiene deudas de aprendizaje e inspiración, en los bises decidieron rendir homenaje a sus artistas admirados, a sus referencias vitales. Pero curiosamente estas versiones sirvieron para reafirmar la personalidad de cada uno. Supieron hacer suyas las canciones ajenas. Y como colofón, ¡fuera micrófonos! Con el único acompañamiento de un cuatro venezolano, uno por uno fueron interpretando a su manera una estrofa de “Gracias a la vida”, de Violeta Parra. Si empezaron el concierto brindando, lo acaban ahora con un agradecimiento que es una llamada al optimismo, un canto lleno de vitalidad y esperanza.

Lo previsto era este concierto único, pero visto
el resultado está claro que no se puede quedar aquí. Fue un debut. El comienzo de algo grande. El espectáculo puede y debe crecer. Hay un amplio repertorio al que echar mano y canciones que pueden rodar y redondearse en sucesivos conciertos. Eso esperamos.
Silvia Penide
Félix Arias
Luis Moro
César de Centi
Nando Deibe

1 comentario :

  1. Los que tuvimos la suerte de estar creo que confirmamos plenamente los comentarios del autor. Una delicia de concierto. Y una oferta 5x1; ¡ Que la mejore el Carrefour !

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...